Una escotilla en medio del jardín

Cuando se adquiere un inmueble se observa todo lo que está arriba de la tierra, pero se ignora que podría haber debajo de ella. Así le sucedió a un señor que, al estar limpiando el patio de su nueva casa, encontró una escotilla en medio del jardín y al abrirla se encontró con muchas sorpresas…

¿Cómo lo hizo?

Todo comenzó al querer hacer algunas refacciones en su jardín, pero al comenzar la excavación, se encontró con algo realmente sorprendente: una escotilla.

Contrató a una persona con un detector de metales, quien revisó el patio de la casa y efectivamente todo indicaba que sí: había algo metálico allí abajo.

Para mayor sorpresa, lo que encontró no era un solo lugar o pedazos de chatarra. La persona contratada marcó dos puntos que indicaban que allí había algo que sacar. La expectativa y la intriga cada vez crecían más y más.

Inició la excavación con mucha delicadeza y evitando dañar lo poco que pudiera conseguir; de pronto, inesperadamente, la pala golpeó de manera abrupta con algo que no le dejo avanzar y que resultó ser de metal.

Al descubierto

Cuando al fin pudo abrir aquella inmensa tapa de metal, se percató que se alcanzaban a ver unas escaleras. El hombre, decidido a conocer que se escondía debajo de su jardín, siguió excavando ya que no iba a parar hasta no saber que había allí.

Al descender por la misma se percató de que el sitio ser frío y húmedo. Finalmente y luego de mucho trabajo y sudor, logró divisar que debajo de lo que sería su jardín, estaba un refugio antiaéreo que tenia un sistema de ventilación muy avanzado para su época.

Si las noticias curiosas son las que más le asombran, seguramente le interesará saber sobre esta pareja de enamorados que no pudo casarse por racismo.

  • Leave a Comment