Tensa calma en el ojo del huracán

Cuando el huracán está por tocar tierra; repentinamente empieza una extraña y tensa calma en el ojo del huracán. Asi, todos los incidentes que venían anunciando su llegada desaparecen. Es ese el momento de tomar previsiones y no abandonar sus refugios.

Por lo general la mayoría de las personas tiende a confiarse, creyendo que lo peor ya pasó y que el huracán se desvió, pero esto no es cierto sino todo lo contrario. Luego de unas horas y pasado un lapso determinado, regresa el huracán de una manera más intensificada.

¿Cómo se forma un huracán?

El agujero que se forma dentro de las paredes del huracán se le conoce como el ojo de la tormenta, con el calentamiento de las aguas oceánicas el agua empieza a evaporarse rápidamente e inicia la formación de las nubes de lluvia, lo que desencadena que la presión de la atmósfera baje, el aire suba velozmente y se empiecen a formar remolinos con el fin de sustituir la baja presión que se genera.

Vientos junto con temperaturas que llegan de diversas direcciones se tropiezan y arman un remolino. Si estos vientos son veloces y la presión atmosférica baja en el centro de los remolinos que están en formación, empieza a hacerse más fuerte el huracán y su intensidad se hace presente.

El huracán Dorian ha sido una de las catástrofes naturales más fuertes hasta ahora en la historia, relacionándose a Dorian con el cambio climático, puesto que este fenómeno global ha ido conjugando las particularidades idóneas para que sean cada vez más violentos estos fenómenos naturales.

Recomendación

Se debe ser muy cauteloso cuando el huracán toca tierra y, especialmente cuando se observe la calma del huracán.

  • Leave a Comment